Candelilla 16, verdadera experiencia gourmet y sensorial

Candelilla 16 es un concepto que renace en la Ciudad de México, para complacer a aquellos interesados en experiencias distintas a lo tradicional -por tradicional se entiende ir a comer y punto-.

Aquí en Candelilla se lo toman con calma, con el objetivo de recrear toda una cena o ‘tertulia’. De marzo a junio de 2019, ofrecen un menú de 6 tiempos, con platillos cuidadosamente investigados, con referencias claras y verificables en la historia de México, en particular durante los últimos años en el poder de Porfirio Díaz.

Si asistes a Monterrey 230, col. Roma, o a la dirección primigenia -calle Candelilla 16, en Villa Coapa-, vivirás un noche inolvidable. ¿Por qué inolvidable? Recrearás en carne propia escenas de principios del siglo XX, con actores, un narrador y, lo mejor de todo, platillos de esa época, en tu propia mesa.

Aquí el menú del recorrido gastronómico ‘El piano y María’:

Como entrada, queso panela de rancho, hecho con leche bronca, acompañado con setas, nopales, quelites y salsa preparada en el momento por los comensales. Para ir refrescando la garganta, un coctel de piña, chile de árbol y mezcal Tohue Tohue.

candelilla 16

Segundo tiempo: Sablé et vichissoise -camote, reducción frutal, salmón curado-, melon gratinée -queso ramonetti, fresa y apio-, además de un Legere -curd de limón y toronjil-. Estos frescos bocadillos los acompañamos con un buen chenin blanc del Valle de Guadalupe. Etiqueta: Andrómeda. Bodega: Vinos El cielo (B.C.)

Lee aquí sobre cómo entender un buen vino.

candelilla 16

Tercer tiempo: Estofado de horno de leña -chambarete de res, jitomate y morita- acompañado de verduras y un volován –vol au vent-.

Cuarto tiempo: Mole de metate -higo, chiles ancho y guajillo, hierbabuena-, acompañado de betabel, plátano macho, coliflor, quelites y, por si fuera poco, un tamalito de alverjón. El mole de metate te va a encantar; vas a querer repetir. Para acompañarlo, los chicos de Candelilla 16 ofrecen una taza de pozol ligero, hecho a partir de cacao fermentado, directo desde Tabasco.

candelilla 16

Para cerrar la velada, un rack de cerdo añejado, glaseado de toronja, café y miel, acompañado de pan casero. El postre se conforma por cinco bocadillos dulces, a base de diversas frutas, que debes consumir conforme se ejecuta el Vals María, a partir de una partitura de Chopin.

candelilla 16

Por último, y para no dejar morir la tradición de un buen digestivo, recibirás una copa de licores Flor de Luna, casa originaria de la ciudad de México. Te recomendamos plenamente la ginebra de tamarindo. Ideal para seguir la fiesta a tope.

Escrito por Pablo Iván García

Candelilla 16

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Inline
Please enter easy facebook like box shortcode from settings > Easy Fcebook Likebox
Inline
Please enter easy facebook like box shortcode from settings > Easy Fcebook Likebox